La investigación comenzó al solicitar la documentación de una de sus embarcaciones, tras encallar en un espigón.

TEXTO L.C.I.

MIÉRCOLES 04-09-2019

La Guardia Civil participó en el auxilio, el pasado viernes 23 de agosto, de una embarcación de alquiler que quedó encallada, con cinco ocupantes a bordo, en el espigón del Puerto de El Campello. A raíz de este hecho, se conoció que la empresa propietaria de dicha embarcación presentaba diversas irregularidades administrativas.

Los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de la Comandancia de Alicante, como cada época estival y/o vacacional, refuerzan el control e inspección de las embarcaciones de recreo, para mayor seguridad de todas las personas usuarias del medio acuático.

El pasado viernes 23 de agosto se dio la circunstancia de que una embarcación de alquiler (de lista 6ª) encalló en el espigón del Puerto de El Campello. Los agentes del Servicio Marítimo se desplazaron inmediatamente al lugar y procedieron, tanto a socorrer a los ocupantes de dicha embarcación accidentada, como a la retirada de la misma.

Los 5 ocupantes auxiliados resultaron heridos de escasa gravedad, si bien, uno de ellos, fue evacuado por los servicios sanitarios, para un mejor reconocimiento.

La Guardia Civil procedió a investigar los hechos, bajo el marco de control de embarcaciones de recreo, anteriormente descrito, dando como resultado el conocimiento de las siguientes irregularidades graves:

  • La persona que alquiló la embarcación no poseía titulación alguna que le facultase para su manejo, hecho que no comprobó la empresa de alquiler.
  • La embarcación poseía un motor de caballaje superior al que tiene permitido portar, de acuerdo con el certificado de conformidad de la misma.
  • La embarcación no figura dada de alta en el Registro de la Generalitat Valenciana de Arrendamiento de Embarcaciones, por lo que la empresa no presenta autorización alguna para la realización dicha actividad de alquiler.

Por todo ello, los agentes del Servicio Marítimo han formulado cuatro denuncias administrativas, dirigidas a la empresa propietaria de la embarcación así como también han instruido diligencias a prevención, remitidas al Juzgado de Guardia de Alicante, dando cuenta de los daños físicos sufridos por los ocupantes y de los daños materiales producidos en la embarcación.

Tanto la embarcación accidentada como otra perteneciente a esa misma empresa, han sido precintadas por orden del Ilmo. Capitán Marítimo, a la espera de la resolución de los diferentes expedientes sancionadores y de la aclaración de los hechos, en el ámbito penal.

Recomendaciones para los usuarios de embarcaciones de alquiler
Sólo pueden ser alquiladas, sin titulación náutica, embarcaciones a motor de 15 cv máximo y una eslora de 5 metros, en empresas debidamente autorizadas para ello, no pudiendo navegar a más de una milla náutica de distancia perpendicular a la costa y dos millas en sentido paralelo, desde playa o abrigo accesible.
Se deberá recibir, por parte del arrendador, una formación mínima de manejo y reglas del mar, asegurándose éste de que los usuarios las han entendido, a fin de evitar serios problemas o, en su caso, de saber reaccionar ante ellos.
Antes de navegar, hay que cerciorarse de que la embarcación dispone del material de seguridad obligatorio (chalecos, bengalas…), siendo imprescindible que el usuario entienda las instrucciones de su uso.
El usuario debe desconfiar de aquellas empresas que no tengan su base en puerto o en un lugar con fácil accesibilidad a lo largo de la costa.
También debe desconfiar de aquellas cuyo importe de alquiler sea considerablemente inferior al del resto de empresas legalmente establecidas, esto se debe a que, posiblemente, no cuenten con las autorizaciones administrativas correspondientes ni con los seguros de responsabilidad civil pertinentes, con la consecuente desprotección del cliente, en caso de accidente.
Se recuerda, por otro lado, que no se deben alquilar embarcaciones de lista 7ª las cuáles, únicamente, pueden ser usadas para recreo particular, no mediante empresa.