La organización estaba formada exclusivamente por hombres británicos que repartían la droga solamente a clientes de su misma nacionalidad.

Tenían tres cultivos indoor en Rojales, Los Montesinos y Guardamar del Segura, de marihuana de la variedad “Monster” que producen el doble de una planta normal y mayores beneficios.

TEXTO L.C.I.

SÁBADO 15-12-2018

 La Guardia Civil de Alicante ha detenido, en Guardamar del Segura, Los Montesinos y Rojales, a 4 hombres de nacionalidad inglesa, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, blanqueo de capitales, falsedad documental, tenencia ilícita de armas y pertenencia a grupo criminal. Además, existe una orden de búsqueda y detención internacional sobre otro británico por los mismos hechos.
En la operación se han desmantelado tres plantaciones indoor de marihuana, se ha incautado 250 plantas de marihuana, 6 kilos de cannabis envasado, 250 gramos de sustancia conocida como Tucibi o cocaína rosa, una pistola con munición, 10.000 euros en metálico, dos vehículos, una embarcación y se ha embargado un chalet. Todos los detenidos han ingresado en prisión sin fianza.

La Guardia Civil de Alicante ha desarticulado un grupo criminal formado exclusivamente por hombres británicos, que producía droga en localidades de la Vega Baja, para después distribuirla en Benidorm, a consumidores de su misma nacionalidad.
La investigación se inició a principios del mes de septiembre, cuando unos agentes observaron la descarga sospechosa de varios sacos de compost en un chalet de Los Montesinos, probablemente para un cultivo de marihuana.
El seguimiento pormenorizado de las actividades que se producían alrededor de ese domicilio, permitió averiguar que desde allí salían casi a diario vehículos cargados con droga en pequeñas cantidades, que tenían el destino último la ciudad de Benidorm.
Para una mayor rentabilidad, establecieron otros dos cultivos más indoor en las localidades de Guardamar del Segura y Rojales, de la variedad “Monster”, dotada de un rápido crecimiento y que puede llegar a producir el doble que cualquier otro tipo de marihuana.
Entre los cinco miembros del grupo, destacó uno en particular, considerado su líder, una persona extremadamente peligrosa, que ejercía un fuerte control sobre los demás, encargado de que todos los encargos y envíos llegaran a tiempo.
La peligrosidad de esta persona se pudo constatar en el registro de su vivienda, donde se le encontró una pistola detonadora con gran cantidad de munición. También se hallaron 250 gramos de la droga conocida como Tucibi, cocaína rosa o droga de la alta sociedad, una droga sintética encuadrada dentro de las metanfetaminas, y unas cápsulas vacías donde el polvo rosa era introducido para su distribución.
Además, se intervinieron dos vehículos, una embarcación, se bloqueó una cuenta bancaria y se ha embargado el chalet en el que residía, al considerarse que todo puede ser fruto del dinero obtenido del tráfico de drogas.
En el resto de viviendas se han incautado, durante los registros: 6 kilos de cannabis envasado, 250 plantas de marihuana, sustancia de corte y billetes por valor de 10.000 euros.
La operación de la Guardia Civil ha culminado con la detención de cuatro miembros de esta organización, británicos de entre 31 y 64 años, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, delito contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, blanqueo de capitales y falsedad documental. Tras su paso a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Torrevieja, todos han ingresado en prisión comunicada y sin fianza. Sobre el quinto miembro (huido) se ha decretado una orden de búsqueda y detención internacional.
Toda la investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil de Crevillente y de Guardamar del Segura.