En el dispositivo han participado cerca de una treintena de agentes tanto de la Guardia Civil, como de la Policía Federal Belga y Europol.

El detenido huyó de su país tras cometer más de una veintena de delitos y se ocultaba en España utilizando la identidad de su hermano.

TEXTO L.C.I.

MARTES 21-11-2018

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja a un peligroso fugitivo belga de origen magrebí y 34 años de edad, huido de ese país tras cometer más de una veintena de robos con extrema violencia.

A mediados del mes de agosto, la Policía Federal de Bélgica solicitó colaboración a la Guardia Civil de Torrevieja (Alicante) para localizar a un hombre belga, de origen magrebí, calificado como extremadamente peligroso por las autoridades de ese país.

Este hombre, miembro de un grupo de crimen organizado, había cometido más de veinte atracos enmascarado y utilizando una violencia desmesurada, además de ser el presunto autor de otros delitos como el tráfico de drogas y la venta de armas.

Agentes de la Guardia Civil de Torrevieja, ante esta información facilitada, fijaron como objetivo primordial localizar a este hombre y someterlo a permanente vigilancia para evitar cometiera algún otro delito violento en nuestro país.

Tras las primeras investigaciones, los agentes comprobaron que su gran capacidad de huida, le había convertido en una persona que cuidaba cada uno de sus movimientos y que tenía todo controlado casi al milímetro. Para pasar completamente desapercibido, suplantaba la identidad de su hermano, con el que compartía numerosos rasgos físicos, y en vez de tener una residencia fija, utilizaba dos casas y un local para esconderse y despistar cualquier seguimiento por parte de la Guardia Civil.

A lo largo de casi tres meses, los investigadores consiguieron cerrar el cerco sobre estas dos viviendas y el local que frecuentaba, desplegando para ello hasta una treintena de agentes tanto para cubrir la vigilancia durante las 24 horas del día como para prevenir cualquier acción violenta de este individuo tan peligroso.

La pasada semana, en cuanto las autoridades belgas emitieron una Orden Europea de Detención y Entrega, la Guardia Civil acudió al domicilio para proceder a su detención.

En los registros practicados en los tres inmuebles, se ha incautado numerosa documentación, dispositivos electrónicos, tarjetas de crédito y 2.075 dinars, todos estos objetos determinantes para el esclarecimiento de los supuestos delitos cometidos en Bélgica. Así mismo, han quedado embargados 2 pisos, un vehículo, varias cuentas bancarias y un restaurante.

Tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Torrevieja (Alicante) que es quien se había hecho cargo de las diligencias, ha ingresado en prisión y puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción nº 2 para tramitar su extradición. La causa permanece secreta en Bélgica.

En este dispositivo de búsqueda y localización del huido, han participado, además de la Guardia Civil, la Policía Federal Belga, Europol y autoridades judiciales tanto belgas como españolas, que ya detuvieron a otras 16 personas, miembros de la organización liderada por el ahora detenido.