Entre los detenidos había cinco miembros de una misma familia que usaban a un menor de edad para hacer funciones de vigilancia.

Una mujer de 60 años acudía todas las mañanas a uno de los bares con un buen acopio de bellotas de hachís para distribuirlas a lo largo del día.

Todos los detenidos han ingresado en prisión, excepto un menor de edad que ha quedado en custodia de un familiar.

TEXTO L.C.I.

TORREVIEJA  24-11-2018

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja a 11 personas, entre ellas un menor de 16 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y un delito de pertenencia a organización criminal. Todos los detenidos han ingresado en prisión sin fianza, excepto el menor de edad, que ha quedado en custodia de un familiar.
En total se han realizado 9 registros, y se han desmantelado 3 puntos de venta de droga en la localidad, que coincidían con tres establecimientos públicos del clan: dos bares y un locutorio. Se han incautado 183 gramos de cocaína, 300 gramos de sustancia de corte, 124 bellotas de hachís, 200 gramos de hachís, 6.176 euros en efectico, una carabina de aire comprimido, un kit de detección de pureza de droga y tres vehículos.

Un bar de tapas de Torrevieja ha sido el origen de una operación dirigida por la Guardia Civil contra la venta de sustancias estupefacientes, que se ha saldado con 11 detenidos.
Al inicio de la investigación, los agentes tuvieron conocimiento de que una mujer de 60 años, a pesar de su inocente apariencia, abría todos los días su bar a las 07:00 de la mañana para servir algo más que comida. Conforme avanzaba el día, a esta señora se le unía su hija, su yerno y su nieto de 16 años, para ofrecer a los clientes la droga que necesitaran o para hacer funciones de vigilancia. Más allá del bar, el clan se ampliaba con un hermano y un amigo, para distribuir la droga por otros puntos del municipio, al tiempo que hacían las veces de conductor y “conseguidor” de clientes.
Con seis personas implicadas, un establecimiento público, y pruebas suficientes para incriminar a todos ellos en un delito de tráfico de drogas, la Guardia Civil procedió a la detención de todos ellos por un presunto delito contra la salud pública. A la mujer española de 60 años, la detuvo en el mismo momento de abrir el bar, con varias bellotas de hachís en su bolso. El resto de detenidos fueron una mujer, española de 34 años, y cuatro hombres, entre ellos el menor, de nacionalidades española y marroquí (17, 22, 33, 40).
Se realizaron dos registros domiciliarios y un registro en el bar, de donde se incautaron 50 bellotas de hachís (300 gramos), 3 gramos de cocaína, 10 gramos de sustancia de corte, 2.471 euros y un turismo.
Estas primeras detenciones permitieron a los investigadores llegar hasta quien les suministraba la cocaína y el hachís, un hombre argelino afincado en la localidad murciana de Los Alcázares, que controlaba en Torrevieja otro bar más y un locutorio. Esta vez, la droga era distribuida en esos dos locales comerciales y almacenada en un piso franco.
La desarticulación total de la organización se ha materializado una vez que la Guardia Civil ha detenido al cabecilla, un argelino de 41 años, y al resto de personas que supuestamente gestionaban la venta de drogas: tres hombres de nacionalidad argelina y un búlgaro (37, 38, 44 y 55).
En los últimos registros de dos locales y cuatro viviendas se han incautado 74 bellotas de hachís (500 gramos), 200 gramos en placas de hachís, 180 gramos de cocaína, 290 gramos de sustancia de corte, 3.705 euros, una carabina de aire comprimido, un kit para la detección de la pureza de la droga y dos vehículos.
Los once detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y un delito de pertenencia a organización criminal, han ingresado todos en prisión sin fianza tras su paso por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Torrevieja, excepto el menor que ha quedado en custodia de un familiar.