A través de una información recibida, los agentes de la Guardia Civil de Benissa lograron localizar e identificar al fugado internacional.

Los agentes, con una excelente estrategia, lograron la detención sin poner en alerta al peligroso sospechoso, evitando su fuga y que causara ningún incidente durante el proceso.

TEXTO L.C.I.

VIERNES 3O-11-2018

La Guardia Civil ha detenido en Benissa (Alicante) a un hombre de 44 años y nacionalidad colombiana, al que le constaba una orden de detención internacional, por su presunta participación en, al menos, 6 homicidios dolosos en su país de origen.
La detención, que se llevaba a cabo el pasado viernes, se produjo tras recibir la información, los agentes del Puesto de la Guardia Civil de Benissa, de que un antiguo y peligroso miembro de un grupo paramilitar colombiano, podía estar residiendo en la zona.
A pesar de no tener ningún tipo de datos sobre el individuo en cuestión, la Guardia Civil intensificó, de forma progresiva y discreta, los controles de vigilancia y los dispositivos de identificación por las zonas más concurridas de la localidad.
En uno de esos controles se identificó a un hombre, colombiano pero con pasaporte venezolano, por lo que le invitaron a acompañarles a dependencias oficiales, con la excusa de realizar un simple trámite administrativo, para evitar incidentes ya que el sospechoso podía ser peligroso.
Una vez en dependencias de la Guardia Civil, la INTERPOL confirmó la identidad del sospechoso miembro del Ejército de Liberación Nacional (ELN) e implicado en, al menos, 6 homicidios, relacionados con las llamadas “ejecuciones extrajudiciales” en Colombia, y se encontraba en busca y captura por las autoridades de su país.
El detenido ha sido trasladado y puesto a disposición de la Audiencia Nacional.