Se han investigado a otras dos personas más, que eran las encargadas de vender la fruta robada por los mercadillos.

La primera fase de la operación se desarrolló en la campaña de cítricos, y esta segunda fase justo al comenzar la campaña de recogida de uva de mesa.

Los Equipo ROCA de la Guardia Civil, gracias a esta operación, han logrado recuperar 1,5 toneladas de fruta.

TEXTO L.C.I

ALICANTE 07/11/2018.

El Equipo ROCA de la Guardia Civil de Ibi, especializado en robos en el campo, ha detenido en Alicante a 5 hombres (22 a 40 años), de nacionalidad española, como presuntos autores de delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con fuerza y varios delitos de hurto.
En otra operación llevada casi a la par por el mismo equipo, con el apoyo del Equipo ROCA de Torrevieja, han detenido en Elche (Alicante) a otras 7 personas, 4 hombres (28, 28, 32, 46) y 3 mujeres (28, 38, 42), todos de nacionalidad rumana, como presuntos autores de 5 delitos de hurto, un delito de desobediencia, un delito de encubrimiento, un delito contra la seguridad vial y un delito de pertenencia a grupo criminal. Así mimo, han sido investigados dos hombres españoles, de 20 y 38 años, como presuntos autores de un delito de receptación.
Entre los agentes especializados designados para la lucha contra los delitos en el medio agrario de la provincia, se encuentran componentes de los Equipos ROCA (Equipo contra el Robo en el Campo) que, además de realizar una intensa vigilancia sobre los cultivos, recolección y venta de los productos del campo, se encargan de investigar todos los delitos relacionados con el ámbito rural.
Robos y hurtos de maquinaria
En una primera operación, el Equipo ROCA de la Guardia Civil investigaba el robo de maquinaria en una finca de Novelda, maquinaria que habían despiezado para obtener los materiales más valiosos (cobre y acero) para venderlos como chatarra.
Los agentes lograron obtener ciertos detalles sobre los sospechosos, que les llevaron hasta tres hombres, de la misma familia, con residencia en la ciudad de Alicante, sin embargo, antes de proceder a su detención, establecieron un operativo de vigilancia para intentar esclarecer los hechos con más detalle.
Fruto de esta investigación, la Guardia Civil pudo comprobar que los tres hombres se dedicaban a viajar por toda la provincia, obteniendo detalles de las medidas de seguridad de empresas, con el fin de cometer robos en aquellas en las que descubrían alguna vulnerabilidad. Habían cometido, además, otros delitos en las localidades de Sax y de Petrer, en las que fueron sustraídas herramientas y dos bicicletas por valor de más de 5.000 euros, llegando a cometer algunos de los robos en horario laboral y con los empleados en el interior.
Los agentes tuvieron que detener a parte de la organización cuando, durante la vigilancia, se dirigieron a robar un aparato de aire acondicionado en una caseta de obra, en la localidad de Monforte del Cid, donde fueron sorprendidos in fraganti.
El resto de los componentes fueron detenidos en sus domicilios, situados en la ciudad de Alicante, como presuntos autores de delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con fuerza y varios delitos de hurto, siendo puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 3 de Novelda, que ha decretado la libertad con cargos de estos cinco hombres.
Todo el material robado fue recuperado por la Guardia Civil y devuelto a sus propietarios, si bien el mayor perjuicio, además de los destrozos realizados durante los robos, es el tiempo que los empresarios no pueden disponer de su uso, causando con ello importantes pérdidas económicas.
Hurto de fruta
En una segunda operación del Equipo ROCA de Ibi, en colaboración con el Equipo ROCA de Torrevieja, la Guardia Civil ha conseguido desarticular un grupo criminal compuesto por una familia rumana asentada en Elche, dedicada a la sustracción de fruta y su venta a bajo precio a receptadores, que finalmente la vendían en mercadillos.
Han sido un total de 7 personas las detenidas en esta operación, cuatro hombres (28, 28, 32, 46) y tres mujeres (28, 38, 42), todos de nacionalidad rumana; junto con otros 2 investigados, hombres españoles de 20 y 38 años.
Según ha revelado la investigación, esta familia se habría especializado en el hurto de fruta, recolectando según la temporada las diferentes variedades que se cultivan en toda la provincia de Alicante, para luego venderla en mercadillos a un coste muy por debajo del precio de mercado.
Por el momento, se les atribuye el hurto de casi tres toneladas de limones y una de uva, en hurtos cometidos en La Murada, Albatera y Monforte del Cid, aunque esta cifra podría ser mucho mayor.
Gracias a esta operación de vigilancia intensiva de los cultivos, llevada a cabo en dos fases, se han logrado esclarecer cinco delitos de hurto, se han incautado dos vehículos, utilizados para cometer los hurtos, y se han recuperado 800 kilos de uva y 700 kilos de limones, todo valorado en unos 1.600 euros.
Los detenidos han sido puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción nº 3 de Novelda, y nº 1 de Orihuela, siendo decretada su libertad con cargos a la espera de juicio.