TEXTO L.C.I.

ELCHE 26-07-2018

La concejal del grupo municipal popular, Erica Sánchez, ha denunciado esta mañana un asunto relacionado con la Sanidad en Elche y con el recorte de un servicio muy importante para la ciudad y sus pedanías. El PAS de Altabix dispone en la actualidad de 2 vehículos de emergencias que cuentan con luces prioritarias y sirenas y que se utilizan para el desplazamiento del equipo médico a situaciones de emergencia donde se requiera una intervención. Estos dos vehículos de emergencias transportan siempre al médico o al enfermero junto al conductor tras recibir un aviso del 112 y determinar el nivel de prioridad o gravedad de la intervención. Estos dos vehículos funcionan las horas en las que el Hospital General no atiende intervenciones extrahospitalarias, siendo en verano de 3 de la tarde hasta las 8 de la mañana del día siguiente y 24 horas los domingos mientras que en invierno el horario del PAS es de 9 de la noche a 8 de la mañana”.

 Sánchez ha señalado “que a partir del 1 de agosto estos dos vehículos desaparecen quedando el PAS de Altabix huérfano de los mismos. Una decisión, establecida por el Consell, que ha decidido eliminar estos dos vehículos a partir de esa fecha que es cuando acaba la concesión con la empresa actual. El nuevo pliego de condiciones, redactado por el Consell y adjudicado para que este servicio empiece a funcionar el 1 de agosto en el PAS de Altabix, elimina estos dos vehículos y establece que las emergencias que se realicen por parte de los médicos o enfermeros de Altabix deberán hacerse con los vehículos UHD (Unidad de Hospitalización Domiciliaria) con los que cuenta el Hospital General”.

 La concejal popular ha resaltado “que aquí es donde está el problema. Además de eliminarse los dos vehículos que el PAS tenía en exclusiva, el Consell establece que solo se pueden utilizar los seis coches que hay en el Hospital General, los vehículos UHD, y se deben repartir entre los dos centros. Por lo tanto pasamos de 8 a 6 coches”. Ha añadido “que estos coches de la unidad hospitalización domiciliaria del Hospital General que deberán compartir con el PAS no cuentan ni con sirenas, ni con luminosos lo que se va a traducir en un perjuicio para el servicio sanitario en Elche y para la salud de los ilicitanos puesto que el no llevar estas señales lumínicas ni sonoras obliga a estos vehículos a circular cumpliendo con las normas de seguridad vial establecidas para todo el mundo lo que va a suponer un problema para llegar en el menor tiempo posible al servicio de emergencia”.

 Desde el grupo municipal han recogido así las quejas del personal sanitario afectado por esta situación “que nos ha trasladado su preocupación y han puesto de ejemplo un caso claro del perjuicio de este recorte: la semana pasada se produjo una parada cardiorrespiratoria en Torrellano y tardaron 7 minutos en llegar al lugar. A partir del 1 de agosto el tiempo de llegada al punto de emergencia rondaría los 20 minutos. En una parada cardiorrespiratoria el tiempo de actuación es lo más importante. Estas urgencias son tanto de la ciudad como de las pedanías”.

  Erica Sánchez ha informado “que con todo ello, Elche va a ver como se recortan los servicios sanitarios por la mala gestión del Consell. Las quejas sobre este tema parten desde muchos ámbitos sanitarios ya que no llegar a tiempo a una actuación o tardar más o menos minutos puede ser determinante para salvar la vida de una persona. Por lo tanto, el nuevo pliego de condiciones que entra en vigor el 1 de agosto elimina dos vehículos adaptados para emergencia que pertenecen al PAS de Altabix y deja el servicio mermado con 6 vehículos que ni siquiera están adaptados. Seis vehículos para una ciudad con más de treinta pedanías”.

 Por último, ha resaltado “que si ayer conocíamos que el Consell da la espalda a Elche denegando la ayuda de 50.000 euros para Elche Parque Empresarial, hoy denunciamos esta situación y pedimos explicaciones al Ayuntamiento de Elche, al tripartito. Que le explique a los ilicitanos si va a reclamar al Consell y a la recién estrenada Consellera de Sanidad esos dos vehículos que eliminan y que son vitales para nuestra ciudad y las pedanías.  Queremos saber si van reclamar y van a respaldar a los médicos y enfermeros que ya han puesto el grito en el cielo con esta medida y que se han mostrado muy disconformes con una decisión basada en la falta de interés de quienes nos gobiernan”.