El vehículo en el que viajaba uno de los “correos” de la droga había sido modificado de forma sofisticada, y ocultaba una caleta en la que se escondían 4,5 kilogramos de hachís

En esos registros destacó la aprehensión de numerosa vestimenta con los emblemas y leyendas de la Guardia Civil utilizado para realizar los llamados “vuelcos” a otras bandas rivales dedicadas al narcotráfico

TEXTO L.C.I.

LUNES 28-05-2018

 La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Novelda a 10 personas, 9 hombres y 1 mujer, todos de nacionalidad española, de entre 29 y 55 años, y ha investigado a otra, un hombre español de 32 años, por los presuntos delitos de tráfico de drogas, contra la salud pública, blanqueo de capitales y delito de tenencia ilícita de armas. Este grupo formaba una importante organización de tráfico de drogas en la provincia, que se abastecía de hachís procedente de Cádiz y de Algeciras por carretera.

La Guardia Civil de Novelda ha desarticulado una importante banda de narcotraficantes afincados en la provincia de Alicante, encargados de introducir grandes cantidades de hachís, provenientes de las costas de Málaga y Cádiz, tanto en esta provincia como en las limítrofes de Albacete y Murcia. Otra de las peculiaridades de esta banda, era la de realizar “vuelcos” a otras bandas de la zona utilizando vestimenta similar a la de la Guardia Civil.
La operación comenzó el pasado mes de noviembre en Novelda, cuando los agentes de la Guardia Civil abrieron una operación focalizada en un traficante de drogas afincado en esa localidad. Esta persona, distribuía hachís, aunque también cocaína y marihuana, a otros traficantes de menor escala en Alicante, Murcia y Albacete. A su vez, mantenía un alto nivel de vida, gracias al blanqueo del dinero procedente del narcotráfico, con el que montó varios negocios en el sector de la alimentación y de la estética.
La complejidad de las actuaciones, la conformaban una serie de técnicas y argucias, aprendidas de otros narcotraficantes, que le habían permitido hasta ese momento, evitar los sistemas de vigilancia y seguimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
Para el transporte de la droga, utilizaba a personas en grave situación de desempleo, con pocos recursos económicos y, en su gran mayoría, consumidores de sustancias estupefacientes. Estos transportistas, denominados “correos” de la droga, llevaban la mercancía desde un punto convenido hasta el destinatario final, que siempre trataba de asegurar que no lo pudieran relacionar con él.
En una primera fase de la operación, la Guardia Civil de Novelda, en colaboración con agentes de la UDyCO de la Policía Nacional de Alicante y de Algeciras, detuvieron a uno de los “correos” a su regreso de la localidad gaditana de Algeciras, junto con otras cinco personas más y un investigado.
El vehículo en el que viajaba había sido modificado de forma sofisticada, y ocultaba una caleta accionada por un botón, que permitía abrir una falsa puerta en la que se escondían 4,5 kilogramos de hachís, repartidos en 45 tabletas de 100 gramos.
De los seis registros practicados (3 en Novelda, 2 en San Vicente del Raspeig y 1 en El Rebolledo), se incautaron 17 kilogramos de hachís, 272 plantas de marihuana, 5 kilogramos de cogollos de marihuana embolsados y preparados para su venta, 27.000 euros en efectivo, 3 vehículos de alta gama, 2 motocicletas, y varios televisores, terminales informáticos y telefonía móvil de última generación.
En esos registros destacó la aprehensión de numerosa vestimenta con los emblemas y leyendas de la Guardia Civil, varios equipos de transmisión-recepción portátil (tipo walkie-talkie), inhibidores de frecuencia, varios pasamontañas, y un arma de fuego real con 46 cartuchos del calibre 9mm parabellum. Todo este material, era el utilizado para realizar los llamados “vuelcos”, robos de dinero y drogas, a otras bandas rivales dedicadas al narcotráfico.
La segunda fase de la operación culminó con la detención, por parte de la Guardia Civil de Novelda, de otros 4 miembros, presuntamente implicados en esta organización criminal. Un total de 10 detenciones y 1 investigado por los supuestos delitos contra la salud pública (tráfico de drogas), delito de blanqueo de capitales, delito de tenencia ilícita de armas y un delito de pertenencia a grupo criminal. Tras su paso a disposición judicial, se ha decretado la puesta en libertad con cargos a la espera de juicio.