Para proteger que alguien accediera a su cultivo, había instalado sensores de movimiento, alarmas sonoras y un entramado de hilos a modo de cepo.

Podía consumir en un solo día unos 17.200w de luz, una potencia capaz de abastecer a 60 viviendas, gracias al enganche ilegal que había realizado a la red eléctrica.

TEXTO L.C.I.

LUNES 28-05-2018

La Guardia Civil ha detenido en Pedreguer a un hombre búlgaro de 44 años como presunto autor de un delito contra la salud pública (cultivo de marihuana), y un delito de defraudación de fluido eléctrico. Se incautaron 766 plantas de cultivo indoor, 2 kilogramos de marihuana, y numeroso material eléctrico capaz de abastecer a 60 viviendas. El presunto autor ya ha ingresado en prisión.

La Guardia Civil de El Vergel detectó por una urbanización de Pedreguer una vivienda de la que desprendía un fuerte olor a marihuana, y un zumbido eléctrico bastante agudo y constante, por lo que se sospechó que en su interior se podría estar produciendo un cultivo tipo “indoor” de de esta sustancia.
Cuando los agentes se dispusieron a realizar vigilancias más exhaustivas sobre la casa, se encontraron con fuertes medidas de seguridad alrededor de la misma, tales como sensores de movimiento, alarmas sonoras y un entramado de hilos interpuestos a modo de cepo.
Quien allí habitaba, un hombre búlgaro de 44 años, trataba de alejarse de ella lo menos posible, y apenas salía, pero podía consumir en un solo día unos 17.200 vatios de luz, una potencia capaz de abastecer a 60 viviendas, gracias al enganche ilegal que había realizado a la red eléctrica.
En una de las salidas que realizó, la Guardia Civil logró identificarlo, y tras solicitar el registro al juzgado, descubrieron en el interior: 2 salas de cultivo de marihuana tipo “indoor” con un sistema eléctrico, ventilación y regadío extremadamente avanzado que permitía una rápida proliferación de la producción de marihuana.
En total se aprehendieron 766 plantas de marihuana, 2 kilogramos de cogollos listos para su distribución, 60 lámparas de calor de 600w, 60 transformadores, 13 ventiladores y 5 termohigrómetros, entre otros aparatos eléctricos, además de una peladora manual de plantas de marihuana, una envasadora al vacío y dos vehículos.
Este búlgaro de 44 años, detenido por la Guardia Civil de El Vergel como presunto autor de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, tras haber pasado a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de los de Denia, ha ingresado en prisión debido al riesgo de fuga o evasión de la justicia.