TEXTO L.C.I.

VIERNES 11-05-2018

La joven saharaui que llegó a España en el verano de 2000 en el marco del programa “Vacaciones en Paz” tuvo que quedarse en España por haberle sido detectados severos problemas de salud. Cuando fue retenida contra su voluntad por su familia biológica, Koria estaba bajo la Tutela Legal de la Consellería de Bienestar Social. El día 4 de enero de 2011 fue retenida por la fuerza y trasladada fuera de los campamentos, al territorio del Sahara Occidental bajo control del Frente Polisario. Desde entonces, han pasado 7 años y 4 meses en los que Koria ha permanecido aislada e incomunicada con el exterior.

Desde ese momento, la familia de acogida ha luchado para exigir la liberación de Koria así como de todas las mujeres saharauis retenidas contra su voluntad. Para el Alcalde de Polinyà de Xúquer, Òscar Navarro, “al estar bajo la tutela legal de la Conselleria, todos sus papeles son españoles, con lo que exigimos al ministerio de exterior y al resto de las administraciones a que tomen las medidas necesarias para la repatriación de Koria”, añade, “es necesario que se promueva el respeto a los Derechos Humanos de otras tres mujeres de origen saharaui, mayores de edad, retenidas ilegalmente y contra su voluntad en los campamentos de refugiados saharauis, Darya Embarek Selma, Nahjiba Mohamed Belkacem y Maloma Morales de Matos, esta última con nacionalidad española”.

“Un pueblo sin que las mujeres puedan decidir no es un pueblo libre, seguiremos defendiendo la liberación de las retenidas en Tinduf. El gobierno español no puede seguir siendo cómplice junto con el Frente Polisario de estos secuestros”, concluye Navarro.