Gracias a la donación realizada por los representantes de la empresa Sprinter-JD, la Comisaría de Policía Nacional de Elche consigue un total de 6 desfibriladores.

Con la colaboración de la asociación DYA, se han formado 200 Policías Nacionales en el uso de los desfibriladores.

De esta manera la propia Comisaría de Elche y varios vehículos radio patrullas dispondrán de los dispositivos de reanimación cardiopulmonar.

TEXTO L.C.I.

ELCHE 16-02-2018

 En el acto de presentación del servicio asistencial han participado el Comisario, Jefe de la Comisaría de Policía Nacional de Elche D. Javier Pérez Castillo y el Jefe de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana Inspector Jefe D. Ceferino Serrano Torres, junto al personal de DYA, D. Antonio Tarí y Dª Ángela Martínez, además de los donantes de los desfibriladores en representación de la empresa Sprinter-JD, Dª Susana López y D. Alberto Torres.

La iniciativa surgió por parte de D. Octavio Soler, padre de Aarón Soler que hace exactamente un año sufrió una parada cardiorespiratoria mientras disputaba un partido de fútbol en la Ciudad deportiva de Elche.

En ese momento, asistentes al encuentro con conocimientos médicos, realizaron unos primeros auxilios al menor hasta la llegada del SAMUR.

La experiencia vivida por Octavio Soler y su hijo hizo que iniciasen una campaña para que a ningún complejo deportivo o servicio de emergencias, le faltase ese dispositivo que puede salvar vidas.

Gracias a la recogida de firmas, se consiguió que se instalase un reten medico en la Ciudad Deportiva y se conciencio de la importancia de que los servicios de emergencia quedasen dotados de estos salvavidas.

La Policía Nacional, en su afán de prestar ayuda y asistir al ciudadano en cualquier circunstancia y con la inestimable colaboración del personal de DYA y los representantes de las tiendas deportivas Sprinter-JD, prepararon a 200 agentes, que ya no solo sabrán que hacer en una primera intervención médica sino que ahora estarán dotados de los medios necesarios para actuar en esos primeros minutos vitales.

De los 6 desfibriladores donados, 1 de ellos estará disponible en dependencias policiales y los otros 5 se distribuirán entre los vehículos policiales de la Unidad de Seguridad Ciudadana, dispuestos para intervenir ante una emergencia médica.