TEXTO L.C.I.

JUEVES 18-01-2018

 El portavoz de Turismo del grupo parlamentario de Podem, David Torres,  ha asistido hoy a la Feria Internacional del Turismo (Fitur) para seguir apoyando la promoción de la Comunitat Valenciana y de sus municipios como destino turístico.

Para Torres el principal reto del modelo turístico valenciano es avanzar en su sostenibilidad para que pueda seguir siendo un sector de futuro en el desarrollo de nuestro territorio. El diputado ha indicado «que cada año se presume de nuevos récords en la cantidad de turistas en nuestro territorio pero en términos cualitativos hay más sombras que luces».

Según el diputado de la formación morada «es necesario transformar el modelo heredado del PP basado en la precariedad y medido a granel, y apostar por un turismo de calidad, que permita conservar nuestro patrimonio artístico y natural, al tiempo que garantice estabilidad y empleo digno.»  

En este sentido ha destacado que el empleo dependiente del turismo tiende a ser más precario, temporal e inestable. De hecho, durante 2017 en temporada turística de cada 100 contratos firmados, 92 eran de carácter temporal y buena parte, a tiempo parcial, aunque como denuncian los sindicatos «a  menudo, detrás de esas jornadas parciales se esconden situaciones fraudulentas desde el punto de vista contractual y se suelen hacer muchas más horas de las estipuladas».

Torres ha recordado el impacto que está teniendo el turismo sobre la vivienda en muchos municipios valencianos con la proliferación de apartamentos ilegales, la hinchazón de la burbuja del alquiler o los procesos de gentrificación. Por todo ello ha remarcado que «necesitamos instituciones comprometidas con otras formas de turismo respetuosas con las poblaciones de acogida, basadas en un urbanismo más humano, y en que se promueva el pequeño y el mediano comercio frente a las grandes superficies. Desafíos que requieren unas políticas autonómicas diferentes».