Las más de 20.800 piezas venían ocultas en un envío de 53 bultos, en tránsito de China a Barcelona

TEXTO L.C.I.

ALICANTE 21-01-2018 

 La Guardia Civil ha intervenido en el Puerto de Alicante un envío procedente de China, con destino final Barcelona, cuyo contenido, falsificaciones de joyas de importantes marcas internacionales, habría podido superar en el mercado final los 600.000 euros de beneficio.

El pasado 10 de enero agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI), de la Sección Fiscal del Puerto de Alicante, procedieron a la inspección de un total de 53 bultos que se encontraban en las instalaciones de un Almacén de Depósito Temporal (ADT), situado en el puerto. La inspección se realizó en colaboración con efectivos de la Dependencia Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales de Alicante.
Dicho envío, que se encontraba en tránsito desde el Puerto de Barcelona, procedente de China, levantó las sospechas de los agentes, por lo que se decidió llevar a cabo su apertura, encontrando en su interior, en primer término, en la parte superior de las cajas, piezas de legítima procedencia, piezas que ocultaban otras muchas, de una procedencia más dudosa.
En total, se ha intervenido 20.809 unidades de bisutería, falsificaciones que imitaban otras joyas de prestigiosas marcas internacionales.
El valor de este material intervenido está pendiente de cuantificar con exactitud por parte de las diferentes marcas perjudicadas, pero se estima que podría superar los 620.000 euros de beneficio en el mercado final.
La investigación continúa abierta para esclarecer la autoría de este delito contra la propiedad industrial.