Una denuncia por hurto de palés, y la detención de tres hombres como presuntos autores, originó una investigación que ha recuperado palés pertenecientes a empresas multinacionales.

Siete registros en almacenes y empresas de compraventa de palés, culminan con la investigación de 8 personas por delitos de apropiación indebida, estafa y receptación.

TEXTO L.C.I.

ALICANTE 30-01-2018

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a tres hombres, de nacionalidad española (36, 40 y 63 años), y está investigando a otros 8: un brasileño de 61 años, un paraguayo de 37 y 6 españoles (entre 34 y 57 años); como presuntos autores de delitos de hurto, apropiación indebida, receptación y estafa. En la operación se han recuperado 4.102 palés de madera y 215 de plástico, valorados en más de 47.000 euros.

Durante la investigación de un robo de pallets en una empresa dedicada a la compraventa de este tipo de soportes de madera, utilizados para el traslado de mercancías, el Equipo ROCA (robos en el campo) de la Guardia Civil de Ibi, ha conseguido recuperar más de 4.300 palés que habían sido robados a varias empresas comercializadoras.
La denuncia que originó la investigación, llevó a los agentes a tres hombres españoles y de la misma familia, que habían sido identificados por su presunta participación en el hurto de palés, a una empresa situada en Banyeres de Mariola.
Tras diversas pesquisas y con la colaboración de la Policía Local de Orihuela, se logró averiguar la identidad de estos tres hombres, que fueron detenidos por la Guardia Civil en Novelda. Uno de ellos tenía pendiente una orden de búsqueda y detención por un juzgado de San Javier (Murcia).
Los agentes iniciaron, a continuación, una investigación para recuperar los palés sustraídos, realizando hasta siete inspecciones en diferentes centros de recuperación y reciclado de pallets.
Durante las inspecciones lograron identificar cientos de palés de tres empresas que parecían ser las legítimas propietarias de los soportes, por lo que los agentes se pusieron en contacto con ellas, aunque tenían su sede central en Australia y Francia.
Estas empresas, referentes a nivel mundial en el sector de alquiler de palés, acreditaron a los agentes que los palés eran de su propiedad, y que formaban parte de un circuito de alquiler. Los palés eran alquilados a empresas, y éstos debían ser devueltos al origen una vez finalizado el uso.
Al no tener contrato de alquiler, ni poder justificar su procedencia, los responsables de los almacenes donde fueron hallados palés pertenecientes a las multinacionales, están siendo investigados por la Guardia Civil, como presuntos autores de varios delitos de apropiación indebida, receptación y estafa.
La operación llevada a cabo por los agentes de la Guardia Civil, del Equipo ROCA de Ibi, ha finalizado con la detención de tres hombres, de nacionalidad española (36, 40 y 63 años), y la investigación de otros 8 (un brasileño de 61 años, un paraguayo de 37 y 6 españoles, de entre 34 y 57 años), como presuntos autores de delitos de hurto, apropiación indebida, receptación y estafa.
Gracias a las incesantes pesquisas realizadas durante la investigación, llevada a cabo en las localidades de Alicante, Almoradí, Banyeres de Mariola, Crevillente, Dolores, Elche y San Vicente del Raspeig, se han podido recuperar 4.102 palés de madera y 215 de plástico, valorados en más de 47.000 euros, siendo calificada por las empresas del sector como una de las operaciones de mayor magnitud y con más número de palets recuperados, realizada en el territorio nacional.