-Los detenidos son tres españoles, de 25, 28 y 34 años, vecinos de esa misma comarca alicantina
-En uno de los robos, en una vivienda de Ciudad Quesada, llegaron a fracturarle la rodilla a uno de los moradores.

TEXTO L.C.I.

LUNES 04-12-2017

 La Guardia Civil ha detenido a tres españoles, de 25, 28 y 34 años de edad, vecinos de la Vega Baja, como los supuestos autores de violentos robos en interior de viviendas de dicha comarca. En uno de esos robos, emplearon una fuerza extrema, llegando, incluso, a fracturarle al morador la rodilla. Dos de los detenidos ya han ingresado en prisión.

El pasado 19 de septiembre de 2017, tuvo lugar un violento robo en una vivienda de la Urbanización Ciudad Quesada, en el que los autores no dudaron en maniatar y agredir a los dos moradores que, en ese momento, se encontraban en su interior.
Tal fue la magnitud de la fuerza empleada, que llegaron a fracturarle la rodilla a una de las víctimas, quien, a día de hoy, sigue recibiendo tratamiento médico.
Rápidamente, la Guardia Civil inició una investigación, a raíz de la cual se conocieron dos casos más en la comarca de la Vega Baja, con el mismo modus operandi, uno en una vivienda de Rojales y el otro en un domicilio de Formentera del Segura.
De la investigación, guiada por agentes de Policía Judicial de Almoradí y de Guardamar, pronto se extrajo que se trataba de una banda altamente peligrosa, ya que se dedicaba al robo en viviendas, con la particularidad de que nos les importaba que los moradores se encontrasen en su interior.
Tras incesantes gestiones de averiguación, la Guardia Civil logró identificar plenamente a los autores, solicitando un registro de sus respectivos domicilios, sitos en las localidades alicantinas de Formentera y Benijófar.
En ellos, los agentes han encontrado armas eléctricas, tipo táser, utilizadas en los diversos robos, así como una plantación indoor en una de las viviendas, compuesta por 75 plantas de marihuana, en su estado inicial de crecimiento, que habrían alcanzado en el mercado final los 15.000 euros.
Como resultado, se ha detenido a tres hombres, todos ellos españoles, de 25, 28 y 34 años, a los que se les imputa los delitos de robo con violencia e intimidación, lesiones, tenencia ilícita de armas y un delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana.
Los tres detenidos ya han pasado a disposición judicial, ingresando dos de ellos en prisión provisional, a la espera de juicio y acordando, para el tercero, la medida cautelar de comparecencia judicial y prohibición de salida del país.