-Esta banda era muy activa, hasta tal punto que competían entre ellos para ver qué integrante robaba más bicicletas.
-Se desplazaban andando o en autobús desde Torrevieja hasta las diferentes urbanizaciones de Orihuela Costa para, después, volverse en las propias bicicletas sustraídas.

TEXTO L.C.I.

VIERNES 08-12-2017

 La Guardia Civil ha detenido en Orihuela Costa a 9 jóvenes y está investigando a otros 4, de entre 15 y 19 años, de diversas nacionalidades, por ser los presuntos autores, por el momento, de 7 delitos de robo con fuerza y 3 delitos de hurto. La banda, que estaba especializada en sustraer bicicletas del interior de viviendas, ya ha pasado a disposición judicial, quedando en libertad con cargos.

Los agentes de la Guardia Civil de El Pilar de la Horadada comenzaron una investigación debido a un repunte en la comisión de robos en viviendas de urbanizaciones de Orihuela Costa, consistentes, la mayoría, en la sustracción de bicicletas y otros objetos de fácil transporte.
Rápidamente se averiguó que, detrás de estos delitos, se encontraba una banda juvenil, la mayoría de ellos menores de edad, vecinos todos ellos de Torrevieja.
Su modus operandi era siempre el mismo; iban caminando o en autobús hasta Orihuela Costa, en pequeños grupos de 3 a 6 personas. Una vez allí, recorrían las diferentes urbanizaciones y seleccionaban las viviendas donde iban a cometer los robos. Entonces, uno o dos de ellos saltaban la valla de la casa y otro se quedaba vigilando desde la calle. Llevaban consigo unas cizallas para, en caso de ser necesario, cortar las posibles cadenas con las que las bicicletas estuviesen aseguradas. Cuando habían conseguido suficientes bicicletas para todos, se volvían en ellas hasta Torrevieja.
De la investigación se dedujo que los jóvenes se habían tomado la comisión de los delitos como un juego, en el que, incluso, competían para ver quien conseguía hacerse con más bicicletas.
Destacan, también, los robos cometidos en la noche de Halloween, en los que los autores, aprovechando dicha festividad, se ataviaron con unas máscaras, a modo de disfraz, evitando así ser reconocidos por posibles cámaras de seguridad.
Debido a la dispersión en pequeños grupos de esta banda, la Guardia Civil tuvo que dividir la operación en 5 fases, efectuando todas las detenciones in fraganti, cuando los integrantes iban montados en las bicicletas recién sustraídas. De esta forma, se ha logrado recuperar, por el momento, un total de 17.
La operación ha culminado con la detención de 9 jóvenes de entre 15 y 19 años (4 españoles, 2 alemanes, 1 rumano, 1 venezolano y 1 marroquí), y con la investigación de otros 4 (2 españoles, 1 británico y 1 ucraniano, de entre 15 y 18 años), por ser los presuntos autores, por el momento, de 7 delitos de robo con fuerza en las cosas y 3 delitos de hurto en interior de vivienda.
Tras pasar a disposición judicial, tanto de los Juzgados de Orihuela como de la Fiscalía de Menores de Alicante, todos han quedado en libertad provisional con cargos.