Los detenidos fueron identificados tras las investigaciones practicadas por agentes de la Brigada Local de Policía Judicial

Se logró la recuperación de una gran cantidad de efectos procedentes de los robos, en su mayoría joyas

La Policía Nacional recuerda que se debe alertar al 091 ante la presencia de personas sospechas en la zonas comunes de las fincas

TEXTO L.C.I.

ELCHE 27-11-2017 

La Policía Nacional detuvo en Elche los pasados días 13, 21 y 23 de noviembre a cuatro personas integrantes de una organización criminal especializada en el robo en el interior de viviendas.

El modus operandi que utilizaba la banda siempre era el mismo. Aprovechaban que los propietarios de las viviendas estaban ausentes, para acceder a los domicilios empleando fuerza sobre las puertas de las viviendas, y una vez en su interior se hacían con el mayor botín posible. La banda se centraba principalmente en el material electrónico y en las joyas, material al que luego le daban salida a través del mercado negro.

De la investigación se hizo cargo la Brigada Provincial de Policía Judicial, quien centró sus esfuerzos durante cerca de dos meses en identificar a los miembros de la banda, logrando finalmente localizar y detener a los asaltantes, cuatro personas especializadas en cometer robos en viviendas con edades comprendidas entre los 28 y 49 años de edad.

La Brigada de Policía Judicial atribuye a la banda hasta el momento su participación en tres robos en domicilio, aunque no se descarta el esclarecimiento de más hechos delictivos de similares características.

En la intervención se logró recuperar y entregar a sus legítimos propietarios gran parte de los efectos sustraídos, entre ellos gran cantidad de joyas y material electrónico.

Los autores de los hechos, de nacionalidades española, rumana y marroquí, fueron puestos a disposición judicial por su participación en tres delitos de robo con fuerza en las cosas.

La Policía Nacional recuerda que el servicio de emergencias 091 atiende llamadas de los ciudadanos las 24 horas del día y que la inmediatez en la comunicación de los hechos, cuando se detecten personas ajenas a la finca que resulten sospechosas, así como una información lo más amplia posible de los autores, es vital para evitar la producción del delito.