La investigación ha finalizado con la detención de seis miembros del entramado asentados en la localidad de Elche

Traían a sus víctimas desde Rumanía con la promesa de una vida mejor y una vez en España les obligaban a pagar una cantidad desorbitada de dinero que aumentaba día a día

Como no ganaban lo suficiente para resarcir la deuda, eran obligados a ejercer también la mendicidad

TEXTO L.C.I.

ELCHE 14-11-2017

 La Policía Nacional han desarticulado una organización criminal rumana dedicada estafar a seguros y a la trata de seres humanos cuyos fines eran la explotación laboral.

Traían a compatriotas suyos desde Rumanía aprovechándose del estado de necesidad que atravesaban en su país con la promesa de una vida mejor en España, y una vez aquí los ponían a trabajar en el campo. Tras una larga jornada laboral, las víctimas eran obligadas a ejercer la mendicidad en las calles con el pretexto de que debían subsanar la deuda generada por traerlos al país.

Los captadores de la organización prometían a sus víctimas trabajo en el campo, un salario digno y una vivienda en la que residir

Una vez aquí les comunicaban que habían contraído una deuda de 1.000 euros y que se les iba a retener la mitad de su sueldo para resarcir la deuda. Aunque se negasen a pagar, eran acompañados por otros integrantes de la organización al cajero y les obligaban a sacar la cantidad pactada.

Dado que la deuda iba siempre en aumento debido a que también les exigían dinero por la manutención, una vez finalizada la jornada laboral en el campo, trasladaban a los jornaleros a diferentes puntos de la ciudad de Elche donde eran vigilados y obligados a ejercer la mendicidad.

Como parte del pago, también les proponían estafar a los seguros de automóvil simulando accidentes para cobrar por las lesiones sufridas, ofertas que, movidos por la desesperación, aceptaban para rebajar el pago lo máximo posible.

La investigación se inició hace varios meses a raíz de la declaración de una de las víctimas y fue llevada a cabo por la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (U.C.R.I.F), de la Comisaría de Elche.

Dicha operación culminó con la detención y desarticulación de una organización compuesta por tres varones y tres mujeres, todos ellos de nacionalidad rumana y de edades comprendidas entre los 28 y 46 años, los cuales fueron acusados de los delitos de Trata de seres humanos, pertenencia a Grupo Criminal y Estafa, por los cuales fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.