También apuntan que el PP no puede dar lecciones cuando ellos encargaron los trabajos a Urbaser fuera de contrato y de manera irregular por un valor similar

TEXTO L.C.I.

ELCHE 22-11-2017

 El grupo municipal de Compromís per Elx ha manifestado que la sentencia que condena al Ajuntament d’Elx al pago de los trabajos realizados y no abonados en el periodo del 2007-2009 por la concejalía de Fiestas por más de 400.000 euros, comporta responsabilidades políticas, tal y como trasladamos hace una semana a los socios de gobierno.

Compromís califica de irresponsabilidad esta manera de actuar obviando todos los procedimientos administrativos y legales, sin que fuéramos conocedores los anteriores miembros de Compromís en el gobierno compartido, que no tuvimos ningún tipo de informe técnico, etc. Por tanto, se deben asumir las consecuencias correspondientes respecto a la actual asesora municipal de los concejales socialistas, Blanca González. Compromís espera que se resuelva cuanto antes esta situación que lleva una semana sin aclararse por parte del alcalde, Carlos González.

“Pedimos responsabilidad a nuestros socios de gobierno y que actuaran en consecuencia”, han señalado los miembros del grupo municipal, “en una semana han tenido tiempo suficiente para resolverlo, así que no puede demorarse más esta situación”, y también han mostrado su incredulidad respecto al grupo de la oposición: “Al PP no le queda bien exigir responsabilidades ni dar lecciones de transparencia cuando ellos no pagaron estas facturas durante su legislatura, el que conlleva para los ilicitanos y las ilicitanas un gravamen más de 110.000 euros de intereses para las arcas municipales”.

Además, hay que recordar que el PP procedió también de manera irregular con la ampliación del servicio a la empresa encargada de la limpieza Urbaser, fuera de contrato y que supuso un detrimento a las arcas públicas de unos 407.000 euros.