El primero de los detenidos, de nacionalidad china, se dedicaba a comprar teléfonos móviles a precios muy por debajo de su valor de mercado sin comprobar su procedencia por lo que es arrestado por un delito de receptación

El segundo de los detenidos, de nacionalidad española, era el encargado de abastecer de terminales móviles al primer detenido, quien regentaba una casa de compra-venta de material informático

Los agentes llevaron a cabo un registro en el establecimiento comercial y recuperaron varios teléfonos denunciados como sustraídos

TEXTO L.C.I.

ELCHE 25-10-2017 

 La Policía Nacional de Elche, tras una inspección en un establecimiento de compra y venta de material informático encontró varios terminales móviles de gran valor económico que llevaban robados o desaparecidos desde hacía más de un año procediendo a la detención de sujetos vinculados con los robos.

Las pesquisas se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento a través de la propietaria de uno de los terminales, de cómo su teléfono, que había desparecido horas antes en Torrellano, daba su ubicación en una dirección de la localidad de Elche.

La víctima pudo localizar el terminal utilizando una aplicación móvil conectada al GPS del mismo y al personarse en la dirección con los agentes reconoció sin ningún genero uno de los teléfono que había en el local.

Los agentes personados en el lugar realizaron una inspección en el establecimiento de todos los objetos que había en el interior, interviniendo en ese instante cinco teléfonos que figuraban como sustraídos o desaparecidos en la base de datos de la Policía por lo que detuvieron al gerente del local, un ciudadano chino de 43 años de edad.

A continuación los investigadores centraron sus esfuerzos en localizar a la persona que había dejado el teléfono sustraído, identificando al autor del hecho, un varón de nacionalidad española de 48 años de edad al cual localizaron y detuvieron.

Con el resto de teléfonos recuperados se realizaron multitud de gestiones para localizar a sus propietarios a los cuales se les hizo entrega de los terminales.

La investigación fue llevada a cabo por los integrantes de del Grupo II de la Policía Judicial de Elche que detuvieron a los dos implicados acusándoles de sendos delitos de hurto y receptación por los que fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.