Floki es un joven de 3 años y medio, mezcla de pastor alemán y pastor belga malinois.
Está especializado en la búsqueda y detección de dinero y es único en la zona de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia

TEXTO L.C.I.

ALICANTE 29-10-2017

 La Guardia Civil de Alicante cuenta, desde esta semana pasada, con un nuevo agente en su plantilla, un agente muy especial, de apenas tres años de edad, Floki, el perro detector de dinero.

La Comandancia de la Guardia Civil de Alicante tiene adjudicado, desde la pasada semana, un nuevo agente, Floki, un joven de 3 años y medio, mezcla de pastor alemán y pastor belga malinois.
Floki es uno de los tantos canes nacidos y criados en El Pardo, en instalaciones de la Guardia Civil. Desde el momento de su nacimiento, está destinado a servir como agente y es seleccionado, según su idoneidad y aptitudes, para ser detector de unas sustancias u otras.
En el caso de este joven e inquieto espécimen, rápidamente destacó en el campo de la detección de dinero, siendo único en la zona de la Comunidad Valenciana y en la Región de Murcia y, cuyo hogar (su base operativa de trabajo) se encontrará fijado en el Aeropuerto de Alicante-Elche, aunque desarrollará su trabajo en cualquier provincia en la que sea solicitado.
Entre sus servicios diarios destacará su participación en registros domiciliarios, de cualquier tipo de hecho delictivo, siendo los más comunes aquellos en los que se espere encontrar dinero, por ejemplo, los relativos al blanqueo de capitales o al tráfico de drogas, entre otros muchos.
También estará presente en los diferentes puntos de entrada y salida de nuestro país, como Puertos y Aeropuertos, para detectar así, la posible fuga de capitales no declarados.
Además de prestar servicio como un agente más, Floki tiene un entrenamiento diario, junto con su guía, Antonio, quien le prepara una serie de juegos en los que Floki siempre encuentra el dinero escondido con el que practica, un pequeño bote con billetes reales, de circulación legal, triturados.
Floki se une así al resto del selecto equipo cinológico que los ciudadanos de Alicante tenemos en nuestra provincia, siendo un grupo de 4 detectores de sustancias estupefacientes, 4 de explosivos y 1 de tabaco.