Se recomienda convocar las juntas locales de seguridad, o comisiones técnicas, con una periodicidad trimestral

Instan a que los agentes de las policías locales reciban una formación específica para detectar un potencial peligro y para autoprot

TEXTO   Y FOTOS EDUARDO DE GEA

MARTES 03-10-2017

Los 542 municipios de la Comunitat Valenciana tendrán que realizar un análisis de la situación de seguridad en cada localidad, especialmente en lo referido a determinados lugares de concurrencia masiva (zonas turísticas, paseos y zonas monumentales, etc.) ante la amenaza por terrorismo yihadista. Además y para coordinación de las policías locales se deberá elaborar un mapa de riesgos potenciales en el término municipal, para lograr el intercambio de información entre las fuerzas y cuerpos de seguridad concurrentes e impulsar la cooperación de los efectivos que inciden en la seguridad pública en el ámbito municipal.

Así se recoge en una resolución de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de 18 septiembre de 2017, por el que se adoptan las recomendaciones para la coordinación de las policías locales en relación a la amenaza por terrorismo yihadista. La medida afecta a  los 141 municipios de la provincia de Alicante, 135 de Castellón y 266 de Valencia.

La resolución se argumenta en base a los episodios de terrorismo acontecidos en Cataluña para conseguir una actuación única e idéntica en todos los municipios en materia de seguridad y lograr la coordinación de las policías locales en relación a la amenaza por terrorismo yihadista. Y todo ello al objeto de mejorar la respuesta policial ante estas situaciones, y en aras de una mayor seguridad de la ciudadanía y de la autoprotección de los agentes.

El Gabinete Técnico de  la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias se reunió en sesión extraordinaria el 31 de agosto y adoptó una serie de medidas y recomendaciones en  materia de formación en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE) dependiente de la Generalitat, ante la complejidad del fenómeno terrorista yihadista que requiere una formación específica para los agentes de las policías locales en habilidades propias de prevención para detectar un potencial peligro.

En este sentido la propuesta del IVASPE es la realización de una serie de cursos, con una duración de 20 horas cada uno de ellos, de carácter teórico y práctico que incluye actividad terrorista y complementarias, redes de terrorismo islámico, perfil del terrorista islámico, proceso de radicalización, el suicida, la propaganda, amenaza en España, técnicas operativas policiales y de respuesta, relaciones con la comunidad musulmana, coordinación con servicios sociales y coordinación con el servicio de educación y juventud.

La Agencia de Seguridad recomienda por otro lado a todos los municipios de la Comunitat  convocar las juntas locales de seguridad, o comisiones técnicas, con una periodicidad trimestral, la elaboración de planes de trabajo y la evaluación de los mismos, que deberán incorporar formulas de relación con la comunidad musulmana, coordinación con servicios sociales y con el servicio de educación y juventud, y, si es necesario, con un incremento de las mismas.

De igual manera se insta a que se trate específica y previamente a su celebración  cada uno de los riesgos potenciales asociados a grandes eventos como pruebas deportivas, espectáculos públicos, etc., o actividades que ostenten especial carácter simbólico y/o puedan generar especiales aglomeraciones.

Otro aspecto relevante de los acuerdos reside en la recomendación de extremar las medidas de prevención y autoprotección de los agentes. Entre ellas  el uso del chaleco de protección antibalas y de protección antipunzantes y anticortes.  Y, de forma especial, en todas las intervenciones y servicios cuyas especiales características lo requieran, o en los que existan o se produzcan aglomeraciones, como puedan ser acontecimientos deportivos, reuniones, manifestaciones, plazas, calles y zonas muy visitadas por los turistas, etc.

Se insta a loa Ayuntamientos para que faciliten en la medida de sus posibilidades presupuestarias y a la mayor celeridad posible, la dotación de dichos elementos de protección a aquellos funcionarios que no dispongan de los citados chalecos y medios.

Otro aspecto en el que incide la resolución es con respecto a la  restricción, en la medida de lo posible de las patrullas unipersonales, teniendo en cuenta para ello la clase de servicios a prestarse, los lugares, épocas o sus especiales características.

En cuento a la recomendación en materia de armamento y utilización de armas largas por las policías locales solicitada por los sindicatos policiales, se estudiará por el Gabinete Técnico la posibilidad de modificación de la normativa actual con el fin de, si así se considera, previa petición de los ayuntamientos, autorizar su uso en determinados operativos, tales como controles policiales, u otros que requieran especiales medidas de seguridad para la ciudadanía o los propios agentes policiales, y por aquellos agentes que estén convenientemente formados para su utilización