TEXTO L.C.I.

TORREVIEJA  02-09-2017 

La concesionaria del servicio de salvamento y socorrismo en las playas de Torrevieja efectuó un total de 2.881 intervenciones a lo largo de la temporada estival, la cifra la ha facilitado el concejal de Playas, Javier Manzanares, quien ha reseñado el hecho de que no se haya producido ningún ahogamiento entre los 242 rescates que los socorristas han efectuado.

El concejal de Playas ha dado cuenta de los datos que se desprenden del servicio entre el 1 de junio y el 15 de septiembre en las playas torrevejenses de La Mata, Los Locos, El Cura y Los Náufragos, datos entre los que llama significativamente la atención las más de 1.000 picaduras atendidas y las más de 1.000 heridas, así como el rescate de 242 personas y de una embarcación. Los socorristas también reanimaron de parada cardiorrespiratoria a cuatro personas de las cuales una, finalmente, falleció en la ambulancia camino del hospital.

En su intervención, Manzanares ha lamentado el incremento de ahogamientos en las ciudades costeras de nuestro entorno y se ha congratulado de que en Torrevieja “no se haya producido ninguno”. También ha recordado “el trágico suceso que ocurrió el 1 de agosto cuando se encontró, en un día de muy mala mar, a un hombre de unos 70 años flotando en el agua, en una zona sin socorristas. La actuación, según el informe de la empresa adjudicataria y de la Policía Local, se calificó como rescate en la Cala Cornuda, una zona rocosa de difícil acceso.

          La actuación del socorrista, que actuó a pesar de que el cuerpo no estaba en una zona en la que está prevista su intervención, mereció, por unanimidad del Pleno y por primera vez en el Ayuntamiento de Torrevieja, el inicio de un expediente para enviar a la Generalitat la propuesta de distinción a este socorrista en materia de Protección Civil en el marco del Decreto 150/2004.

          El edil ha facilitado los datos tras haber mantenido recientemente una reunión con el alcalde, José Manuel Dolón, representantes de la empresa y técnicos municipales con el fin de analizar cómo se ha prestado el servicio a lo largo de este periodo. Del encuentro se obtuvieron “conclusiones positivas”, ha dicho Manzanares quien ha asegurado que tras el primer año ya se hizo una reunión para poder mejorar algunos “pequeños detalles” y con este nuevo encuentro se han pulido “cuestiones menores que ya se aplicarán en la próxima temporada de baño”. El concejal ha asegurado que en el Equipo de Gobierno “estamos contentos con el servicio que se está prestando” y que el contrato ha estado “bajo supervisión de los técnicos constantemente”.

          Los periodistas han preguntado sobre la posibilidad de que se señalicen las calas y otras zonas que no son de baño y no cuentan con socorristas. Manzanares ha avanzado que se está trabajando en un proyecto para dar respuesta a este asunto, también ha adelantado la posibilidad, en un futuro, de prolongar el servicio más allá de lo que ahora se considera temporada de baño y ha rogado a quienes se bañan que “usen el sentido común” para evitar accidentes.