Los detenidos intentaron justificar el pago manifestando a los agentes que el cliente había consumido más de 20 botellas de cava en tan solo tres horas

Una de las detenidas llegó incluso a dirigirse a una entidad bancaria cercana a local para extraer 600 euros en efectivo de un cajero

TEXTO L.C.I.Foto

ELCHE 10-06-2017

La Policía Nacional detuvo al dueño de un club de alterne, a la encargada del establecimiento y a dos trabajadoras más por engañar a un cliente. Sustrajeron su tarjeta de crédito y efectuaron pagos en el local que rondaban los 8.000 euros.

Los hechos sucedieron a mediados del pasado mes de abril cuando la víctima y un amigo acudieron al establecimiento. En el momento de realizar un pago con su tarjeta bancaria, una de las arrestadas observó el número secreto de esta y aprovechó un descuido del cliente para apoderarse de ella.

Fue en ese momento, cuando en un periodo de tres horas, se efectuaron 16 movimientos bancarios en donde el único beneficiario era el club. El establecimiento intentó justificarlo como gastos efectuados en concepto de consumiciones, si bien, el consumo de más de 20 botellas de cava, 6 botellas de champán, así como una gran cantidad de cocteles y combinados, indicaba que el cliente se había convertido en víctima de una estafa, pues todo esos pagos se llevaron a cabo en un corto intervalo de tiempo.

Una de las detenidas llegó incluso a marcharse de local para sacar 600 euros de efectivo en un cajero próximo al club, mientras el resto de los detenidos en la operación entretenían a la víctima.

Cuando los detenidos pusieron en conocimiento de la policía los hechos, se comenzó a investigar el asunto, concretando los agentes la participación del dueño del local y cuatro empleadas en la estafa, incluida la encarga del local.

Los detenidos, de nacionalidades española, colombiana y rumana, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de los de Elche.